Buscar en este blog

Cargando...

miércoles, 27 de febrero de 2013

Corrupción y lucha encarnizada por el banco del vaticano (IOR)

Cuando se destituyo a Etorre Gotti Tedeschi como jefe de las finanzas del Vaticano (presidente del banco vaticano, IOR), en el 2012,  por ordenes del secretario de estado, Tarcisio Bertone, por supuestas irregularidades, lavado de dinero y desvió de recursos, al momento de hacer su aparición la policía en su casa de Gotti Tedeschi en Piacenza y en sus oficinas de Milán. Un agente de los Carabinieri le informó de que su presencia allí no tenía nada que ver con su expulsión del Banco Vaticano, sino con investigar, por orden de un juez de Nápoles, un turbio asunto de comisiones ilegales relacionado con el grupo Finmeccanica, una venta de helicópteros a India y la Liga Norte. Gotti Tedeschi respiró tranquilo: “¿A un registro? He pensado que veníais a peguarme un tiro”.   Esto nos da una idea de la gravedad del asunto, y no olvidemos que era un amigo intimo y de su plena confianza de Benedicto XVI , además el fue el que lo puso en ese puesto.

Otra cosa que es aun mas reveladora son las cartas que el escribió a dos amigos.   El banquero de Dios temía algo peor, y así se lo dejó por escrito a dos íntimos amigos suyos junto a un expediente con documentación sensible: “Si me asesinan, aquí dentro está la razón de mi muerte”.

Poco después, según revela en exclusiva Il Fatto Quotidiano, los policías, dirigidos por el capitán Pietro Raola Pescarini, encontraban entre las pertenencias del banquero “un par de dossiers dirigidos a los amigos de más confianza” a los que ya habría advertido de viva voz: “Si me asesinan, buscad en estas cartas”. Se trataría de centenares de páginas sobre importantes personajes de la Santa Sede, como el citado cardenal Bertone o el secretario particular del Papa, George Gänswein, con los que Gotti Tedeschi habría hablado sobre el gran escándalo del blanqueo de capitales en el Banco Vaticano.

Tal vez estas son las cartas con las que amenazaba "el cuervo"  (Angelo Sodano) con atacar la imagen de Benedicto XVI.    En esa ocasión exigió la renuncia del secretario de estado vaticano, Tarcisio Bertone, y del secretario particular de Ratzinger,  George Gänswein,  las mismas personas de las que hablo con filtrar documentos comprometedores el señor Etorre Gotti Tedeschi.    Claramente el ha mantenido "contactos" confidenciales con el cardenal Angelo Sodano.

El señor Etorre Gotti Tedeschi fue integrado como jefe del banco vaticano por el mismo Benedicto XVI para "esclarecer" las cuentas de la mencionada institución, y esto sucedió después de la explosión del Vati Leaks, por que el que estaba anterior a el fue removido del cargo por actos de corrupción


"Irreconocible el rostro de la iglesia", Benedicto XVI


Ya el año pasado Benedicto XVI había declarado "La iglesia ha sobrevivido a muchas crisis, sólo hay que temer a los enemigos que están dentro de ella".

La mesa esta puesta para un "revolución" en las filas de la curia romana.

El secretario de Estado del Vaticano Tarcisio Bertone, cuando concluyó el cónclave que eligió al Papa Benedicto XVI en 2005. / Alessandro Bianchi (REUTERS)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada